Cultura Benedictines Catalunya

La tesis doctoral “Estudios de filigranas en documentos administrativos del siglo XVIII en el Archivo Histórico municipal de Alicante. Análisis morfológico y puesta en valor” ha sido defendida recientemente por Marta Soliva Sánchez. En ella se han localizado 279 filigranas (de las cuales 61 son diferentes).

El estudio se ha apoyado en el Proyecto Berstein y ello ha permitido a la autora percatarse de las carencias de esta conocida base de datos internacional. Por ello, su investigación doctoral propone una nueva metodología de recogida de datos relativos a filigranas.

Esta nueva metodología ofrece la posibilidad de vincular los datos de las filigranas con el tipo documental al que corresponde el uso del papel, reconstruyendo así el lazo que une a las filigranas con los documentos y su historia.  De esta manera, la descripción se establece a nivel del pliego de papel y no según la hoja individual.

Por consiguiente, la base de datos levantada por Marta Soliva permite “leer” la materialidad de los documentos de una manera completa. De hecho, si el contenido escrito del documento se salvaguarda con una fotografía, la descripción por pliego que es su propuesta, permite a su vez conservar numerosos datos materiales.

En otras palabras, si por alguna razón desaparece el original, esta metodología permite reconstruir los documentos, y por ende los libros y volúmenes, de manera casi idéntica a los originales, reproduciendo hasta el tipo de papel, las filigranas, su disposición en el pliego, el tipo documental, su ubicación en el volumen, incluso lo que la autora llama los factores intrínsecos y los factores extrínsecos de los documentos: materias primas y aditivos (fibras y otros componentes), manchas y defectos de fabricación o detalles de encuadernación.

En definitiva, la autora evidencia que la historia del papel y la historia de la cultura gráfica no se pueden desarrollar de manera aislada, ni tampoco son dominio exclusivo de una sola disciplina.